Ene 05

Mantenimiento industrial es una necesidad básica de cualquier fábrica o industria. Por eso, es indispensable en la industria textil.  Va a garantizar una producción sin perjuicios por paradas y gastos con reparos inesperados.

El mantenimiento industrial textil también es determinante para mejorar la productividad, la calidad de lo que se produce y para ofrecerles más seguridad a los empleados de una empresa.

Pero, para ejecutar el mantenimiento industrial textil es necesario planificar las acciones que se realizarán con esta finalidad.

Entonces, aprenda cómo crear su planificación de mantenimiento industrial textil, o más precisamente, la Planificación y Control de Mantenimiento (PCM) de su industria.

 

¿Qué es un PCM?

La Planificación y Control de Mantenimiento (PCM) es un conjunto de estrategias y acciones que tiene como objetivo evitar problemas, corregir desvíos y perfeccionar la producción. A través de un mantenimiento industrial textil apoyado en PCM es posible colectar, estudiar, ajustar y propagar información usada por todos los sectores de una industria. Tener una buena herramienta para Planificar y Controlar el Mantenimiento es, por lo tanto, fundamental. De esa forma, es más fácil acompañar y controlar el cumplimiento de algunas metas del PCM:

  • Preparar
  • Programar
  • Evaluar resultados de los servicios de mantenimiento industrial textil
  • Permitir la comparación de los resultados obtenidos con valores preestablecidos
  • Adoptar medidas para corregir desvíos observados

+ Descubra más: ¿Cómo definir el calendario de mantenimiento en la maquinaria textil?

 

Construyendo la Planificación y el Control del Mantenimiento

El PCM es vital para el mantenimiento de equipos. Es el plan que dará origen a un Procedimiento Operacional (PO) estándar, conteniendo las tareas necesarias para el mantenimiento industrial de su empresa.

Dois homens trabalhando em um planejamento de manutenção industrial têxtil.

La recomendación es que esta lista de obligaciones se registre en un Manual de Capacitación (MC). Se aconseja que tanto el PO como el MC sean elaborados en grupo.

Lo ideal es que un representante del PCM, el responsable por el sector de mantenimiento industrial textil y los operadores de los equipos participen de esa construcción.

El paso a paso de un PCM bien elaborado

Antes de todo, el mantenimiento industrial textil debe enfocarse en la parte preventiva y no reactiva. Para comprobar el motivo de esta preocupación esencial, lea este otro artículo ¿Por qué el mantenimiento preventivo textil es tan importante?

En él son citadas algunas razones específicas para prevenir problemas, en lugar de paralizar la línea de producción. Por ejemplo:

  • Mantener los equipos funcionando de forma productiva
  • Ampliar el tiempo de utilidad de activos físicos
  • Reforzar la seguridad de sus empleados
  • Obtener eficiencia energética con la instalación y operación de equipos
  • Evitar reparos grandes y caros

Consciente de la visión sobre mantenimiento industrial que debe adoptar, es el momento de comprender que una Planificación y Control de Mantenimiento depende de ajustes constantes.

 

Dois funcionários trabalhando em uma máquina realizando manutenção industrial têxtil.

La necesidad de adaptaciones va a surgir de acuerdo con las características de su línea de producción e industria como un todo.

De modo general, los procedimientos básicos para desarrollar un PCM eficaz y capaz de satisfacer las particularidades de su industria textil puede ser estructurado de la siguiente manera:

1-Haga un análisis de los dados

El primer trabajo es el de hacer un inventario de todas las máquinas en funcionamiento. Analice información como: cambio de piezas anteriores y el número de acciones que ya fueron realizadas.

Anote los incidentes que se han repetido con mayor frecuencia a largo plazo y observe qué equipos no pueden parar, por ser indispensables para el ciclo de producción.

Estos datos señalarán las prioridades de llamadas técnicas de su PCM y, más que eso, indicarán por donde comenzar un procedimiento de mantenimiento industrial textil en caso de problemas.

Comience considerando el periodo del último año (12 meses). A partir de ahí podrá relacionar qué máquinas serán las primeras a recibir mantenimiento.

El análisis de los datos recolectados debe ser constante, para percibir patrones: ¿en qué intervalo de tiempo es importante lubricar una máquina o substituir una pieza?

2-Cree el Procedimiento Operacional (PO)

La rutina para chequear el estado de cada equipo, después de pasar por el primer mantenimiento, debe estar prevista en el Procedimiento Operacional (PO). Independientemente si el trabajo fue preventivo o correctivo.

Esta continuidad ofrece información confiable sobre cada equipo y mejora la calidad de la producción. Además, asegura que todas las actividades de mantenimiento se encuentren al día.

El Procedimiento Operacional de su PCM contendrá verificaciones como:
  • Checklist eléctrico: Verificación de todos los componentes eléctricos del equipo, con evaluación minuciosa de los paneles, cables de energía y fuentes.
  • Checklist de la lubrificación: La meta es verificar si todos los componentes fueron debidamente lubrificados y si los productos fueron acondicionados en los recipientes apropiados.
  • Checklist de seguridad: Inspección o cumplimiento de todas las normas de seguridad, con el cuidado de no dejar ningún material de riesgo para las personas ni la máquina.
  • Checklist mecánico: Verificación de cables, correas, mangueras y todas las piezas del equipo.

Para evitar confusiones y posibles errores en la Planificación y Control de Mantenimiento, cada etapa de verificación debe ser fotografiada y registrada.

Homem realizando a operação de um equipamento que irá receber manutenção industrial têxtil.

3- Haga un presupuesto

Llegó el momento de calcular el presupuesto y los costos que tendrá con el mantenimiento industrial textil.

Incluya aquí todas las inversiones que deberá hacer para ejecutar el proyecto. Entre ellos, software de gestión, contratación de profesionales, materiales y piezas.

Si no sabe por dónde empezar, siga este orden:

  • Equipo necesario para ejecutar las actividadas de mantenimiento
  • Materiales para reparo de eventuales máquinas
  • Contribuciones laborales
  • Software utilizados en el control del proyecto

En este punto de la planificación es indispensable el cuidado para no aumentar los costos intentando reducirlos.

Un ejemplo común es el de comprar piezas más baratas y de baja calidad, que traerán problemas y perjuicios mayores en el futuro.

La principal inversión en esta etapa debe ser en la capacitación de empleados. Su compromiso es fundamental para que el mantenimiento industrial textil y el uso de los equipos en el proceso de producción, ocurran de forma adecuada.

4. Defina plazos

Una vez aprobados la planificación y el presupuesto, determine la frecuencia de cada mantenimiento.

Un consejo es dividir el número de veces que cada revisión debe ocurrir por el número de empleados que hará los servicios.

De esta ecuación resultará una media de cuantos mantenimientos tendrá cada equipo durante un año y cuántos profesionales serán necesarios.

Reserve una cantidad mayor de revisiones para las máquinas usadas hace más tiempo.

Para entender mejor cómo programar este servicio dentro de su industria o fábrica, vea:  ¿Cómo definir el calendario de mantenimiento en la maquinaria textil?

 

5- Controle los servicios ejecutados

Acompañe cada uno de los servicios que fueron ejecutados. Tal actitud evita posibles fallas.

También es ideal hacer informes de cada checklist, con fotos, registros, horarios de llegada y salida y nivel de calidad alcanzado.

En este documento, incluso pueden constar observaciones sobre indicios de problemas o errores que los equipos de su industria pueden presentar.

Los datos serán fácilmente obtenidos en un diálogo con los profesionales del mantenimiento industrial textil.

profissional-manutencao-industrial-textil

 

6- Compare indicadores constantemente

Para tener la seguridad de que la Planificación y Control de Mantenimiento (PCM) está funcionando como debe ser, es necesario analizar los resultados.

Existen indicadores de desempeño que merecen total atención, si no se alcanzan, puede ser necesario adaptar el PCM.

El guía de los principales indicadores, llamados Key Performance Indicator (KPI) o Indicadores Clave de Desempeño, en español, incluye:

  • Tiempo medio de atención
  • Intervalo entre reparos
  • Rentabilidad por máquina
  • Cumplimiento del cronograma

Desarrollar el PCM es un poco trabajoso, pero las ventajas de tenerlo en el proceso de mantenimiento industrial textil compensan todos los esfuerzos.

Acaba con la falta de información sobre qué hacer, permite evaluar desvíos y adoptar medidas correctivas. Además de proporcionarles más eficiencia a los ejecutantes.

Existen diversas herramientas y metodologías para que el PCM sea eficiente y garantice buenos resultados. Con eso en mente desarrollamos una planilla de mantenimiento industrial textil, para facilitar y optimizar la gestión de mantenimiento de su fábrica. Vea:

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *